5 consejos de reciclaje que todo el mundo debería conocer

Las estadísticas muestran estimaciones de que cerca de 100.000 libras de residuos se crearán desde tu mismo ser a lo largo de tu vida, creando un impacto sustancial en cuestiones ambientales como los vertederos, la conservación de la energía, la contaminación y la disminución de los recursos. El reciclaje es una práctica que puede implementarse en tu día a día y que puede ayudarte a mantener un hogar verde y a reducir tu efecto negativo en la tierra. Aquí tienes nueve consejos de reciclaje que te ayudarán.

1. Pasos de bebé

Una vez que tome la decisión de reciclar, no sienta que tiene que lanzarse al 100%. Aunque la pasión es algo maravilloso, presionarse demasiado para ser ecológico puede provocar estrés y frustración durante el proceso de aprendizaje. Permítase empezar poco a poco. Aprenda sobre un aspecto del proceso y póngalo en práctica, convirtiéndolo en un hábito para usted y los demás miembros de la familia antes de pasar al siguiente paso. Dando pasos de bebé, es más probable que integre el reciclaje en su estilo de vida de forma permanente.

2. Reducir y reutilizar

Aunque no parezca parte del reciclaje, reducir la cantidad de materiales que utiliza y reutilizar los objetos en lugar de tirarlos puede ayudarle en sus esfuerzos de reciclaje. Limite la cantidad de objetos que necesita tirar en sus contenedores y evitará que se vea inundado de productos reciclables, lo que le ayudará a estar al tanto de la situación.

3. Conozca lo que se puede reciclar en la acera

Es fácil pasar por alto los artículos que se pueden reciclar o confundirse en cuanto a qué va en cada lugar. Debe consultar a su proveedor de servicios para conocer los detalles de su programa en particular, pero aquí tiene unas directrices básicas.

Botellas reciclables
Papel y cartón:
Se acepta todo tipo de papel, incluyendo libros, folletos, revistas, correo basura y papel de color. Evite los papeles encerados. El cartón se puede reciclar siempre que no esté saturado de comida y grasa, como es habitual en las cajas de pizza. Retire los revestimientos antes de reciclar las cajas de cereales u otros alimentos.

Plástico:
La mayoría de los plásticos reciclables tienen los números, a menudo en la parte inferior, y normalmente se aceptan del uno al siete. Lamentablemente, muchos utensilios desechables no pueden incluirse debido a la baja calidad de los plásticos utilizados. Si puede arrugar fácilmente el plástico, como con una bolsita, no lo incluya en su contenedor de reciclaje. Las bolsas de plástico no se aceptan en la acera, pero es posible que su tienda de comestibles local las recoja.

Aluminio:
En general, todas las latas de aluminio se aceptan para su reciclaje. Aclare los líquidos, especialmente los refrescos y los zumos, para evitar la llegada de bichos a la zona. Si tienes poco espacio, puedes aplastar las latas.

Vidrio:
La mayoría de los envases de vidrio se pueden reciclar. Aclárelos antes de depositarlos en el contenedor y evite romperlos. Si el vidrio se rompe, no se puede reciclar ya que la mezcla de diferentes colores puede contaminar los lotes individuales.

4. Tenga una papelera en cada habitación

Pregunte a la mayoría de las familias que reciclan dónde están sus cubos y probablemente recibirá un rotundo colectivo de “en la cocina”. Por desgracia, muchas de las otras habitaciones se descuidan, permitiendo que materiales perfectamente reciclables acaben en los cubos de basura.

Coloque una papelera en el baño para recoger los rollos de papel higiénico de cartón, los envases vacíos de productos, los frascos de pastillas y los envases. En la oficina o el cuarto de manualidades, puede recoger papel de impresora, botellas, archivos viejos, panfletos y folletos. En el dormitorio puedes recoger, entre otras cosas, envases de productos, listas de tareas y revistas.

No te olvides del garaje, donde no sólo tienes elementos como tarros, botellas y residuos de proyectos, sino también los elementos que te acompañan al salir del coche una vez que has aparcado, como botellas de vidrio y latas.

5. Recicla los electrodomésticos y productos tecnológicos viejos

Con la enorme cantidad de tecnología que hay en el mundo hoy en día, los vertederos están repletos de sistemas informáticos, teléfonos móviles, televisores, impresoras y mucho más. En lugar de tirar tus juguetes tecnológicos obsoletos al cubo de la basura, llama a tu tienda de electrónica local para ver si ofrecen una opción de reciclaje.

Muchas tiendas de electrónica aceptan la devolución de ciertos artículos y proporcionan un crédito, o pueden ponerte en contacto con empresas que te ayuden. Los fabricantes de muchos productos también aceptan los artículos no deseados que pueden ser reacondicionados o utilizados como piezas.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *