7 consejos para comprar un coche para una familia que crece

Seguro que tienes una lista de cosas que necesitas comprar antes de la llegada del bebé: el cambiador, la cesta del bebé, el cochecito, etc. ¿Pero qué hay de las ruedas nuevas para la familia? Si compraste tu coche actual por su tamaño compacto o su estilo deportivo, puede que haya llegado el momento de actualizarlo.

Los bebés son pequeños, pero ocupan mucho espacio en el coche. Las sillas de coche son enormes, y tu bebé necesitará una durante años. Por no hablar del cochecito que, de alguna manera, tendrás que meter en el maletero. Si a esto le añadimos la cuna de viaje, el orinal y la trona que tendrás que llevar para las pernoctaciones, es fácil ver por qué el tamaño del maletero es esencial.

En los próximos años pasarás horas en el coche, a medida que tu familia crezca. Tu bebé pasará de ser un niño pequeño a un niño en edad escolar y a un adolescente. Incluso puede que haya algún niño más en el asiento trasero. Sin duda, necesitarás encontrar un coche que se adapte a tu familia durante esta ajetreada, maravillosa y caótica etapa de tu vida.

Los coches cuestan mucho, así que es comprensible que la decisión te resulte desalentadora. Pero no te sientas intimidado; tu vehículo familiar perfecto está ahí fuera esperándote.

Aquí tienes algunos consejos de Bebés Victoria para la compra de coches que te ayudarán a elegir el vehículo ideal para tu creciente familia:

¿Nuevo o usado?

¿Debes comprar un vehículo nuevo u optar por uno que ya esté “rodado”? En esta decisión probablemente influya tu presupuesto. Si un coche nuevo no es una opción, no pasa nada. Ahorrarás dinero si compras uno de segunda mano.

Es importante tener en cuenta que los coches nuevos pierden hasta un 30% de su valor en el primer año de propiedad, así que tienes que considerar si tiene sentido económico para ti como familia. La buena noticia es que puedes conseguir un coche casi nuevo mucho más barato si lo compras de segunda mano.

Si optas por un coche de segunda mano, asegúrate de elegir uno con una garantía del concesionario de al menos dos años. Si tienes un mecánico de confianza, pídele que revise el coche antes de firmar en la línea de puntos.

Ajústate al presupuesto

Es esencial determinar de antemano cuál es tu presupuesto y ceñirte a él. Los bebés son caros, y no querrás gastar más de la cuenta en un coche y tener que escatimar en otras cosas. Si optas por las cuotas mensuales, asegúrate de que podrás seguir pagándolas cuando estés de baja por maternidad. Nunca firmes una mensualidad que te deje en la ruina.

Sé realista en cuanto a lo que puedes pagar y asegúrate de calcularlo de antemano. No pierdas el tiempo mirando coches fuera de tu rango de precios. Sé firme con los concesionarios sobre lo que puedes gastar y no dejes que te convenzan de un coche fuera de tu límite predeterminado. No tiene sentido tener un coche que no te puedes permitir porque nunca podrás ir a ningún sitio bonito con él.

Busca la preaprobación

A menudo, la financiación del concesionario no te ofrece los tipos más competitivos. Busca la preaprobación con un prestamista de confianza para evitar por completo la financiación en el concesionario. Mira con atención el desglose de lo que vas a pagar exactamente durante la vida del préstamo, ten cuidado con los extras innecesarios y, si es posible, opta por una financiación garantizada para obtener tipos de interés más bajos en tu préstamo de coche.

Si consigues la preaprobación, podrás negociar mejores condiciones y obtener el mejor tipo de interés posible. Puedes utilizar tu preaprobación como una forma fácil de decir no a los complementos y a las garantías ampliadas cuando estés negociando y cerrando el trato en las oficinas de financiación y de seguros.

El tamaño importa

Cuando se trata de un coche familiar, el tamaño definitivamente importa. Si te has decidido por un cochecito en particular, comprueba que cabe en el maletero de tu nuevo vehículo. Te sorprenderá saber que muchos maleteros son demasiado pequeños para la vida familiar. Habla con amigos que tengan hijos y pregúntales qué les parece el espacio de su maletero. Y si tienes pensado ir de acampada con la familia en el futuro, querrás un coche con mucho espacio.

Si vas a dar la bienvenida a un tercer hijo, tendrás que asegurarte de que en tu nuevo coche caben las tres sillas de seguridad en la parte trasera. Cuando visites los concesionarios, merece la pena que lleves todas las sillas del coche y las pruebes en diferentes modelos hasta que encuentres una que funcione. Tienes que poder meter y sacar a los tres niños del coche con rapidez, así que asegúrate de que haya suficiente espacio entre los asientos para poder desabrochar sus cinturones de seguridad con facilidad.

Funcionalidad

Si vas a viajar mucho, es posible que quieras invertir más en tu coche que si sólo lo utilizas con poca frecuencia. ¿Vas a hacer muchos viajes cortos o lo vas a utilizar para atravesar el país? Cuanto más tiempo pases en tu coche, más cómodo querrás que sea.

¿Necesitas muchos portavasos y soluciones de almacenamiento inteligentes? ¿Quiere un reproductor de DVD para entretener a los niños en los viajes largos? ¿Es una pantalla de navegación fácil de usar lo primero en su lista de prioridades?

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *