4 consejos para elegir la ropa de entrenamiento adecuada

Desde correr, hacer pesas hasta practicar yoga o cualquier otra actividad que elijas, mantenerse en forma no sólo es beneficioso físicamente, sino que también tiene un impacto positivo en la salud mental de todos. Pero, ¿sabías que tener el atuendo adecuado para entrenar puede ser a veces tan crucial como tener el equipo correcto? Por supuesto, todo el mundo quiere tener un buen aspecto, sobre todo porque la ropa deportiva es una de las principales tendencias hoy en día, pero tiene un gran impacto tanto en tu resistencia como en tu motivación.

Con tantas opciones de ropa de entrenamiento disponibles, no hay excusa para tener un aspecto lamentable, pero si no es para estar bien, necesitas la ropa adecuada para ayudar a elevar tus entrenamientos y rendir al máximo.

Hacer ejercicio ya es bastante duro, pero lo es aún más si tienes que reajustar tus mallas o tu sujetador deportivo de vez en cuando. Incluso para algo tan sencillo como el yoga, tu ropa debe ser cómoda, bien ajustada y elástica para que puedas realizar tus sesiones de yoga sin ninguna molestia. Así que si sientes la necesidad de renovar tu ropa deportiva, deja de malgastar el dinero que tanto te ha costado ganar en el equipo equivocado y echa un vistazo a nuestros consejos para elegir la mejor ropa de entrenamiento. Confía en nosotros, tener en cuenta estos sencillos consejos puede suponer una gran diferencia.

Sigue leyendo para conocer los consejos de Halcon Tiendas de ropa deportiva sobre cómo elegir la ropa de entrenamiento adecuada:

1. Ubicación

Este punto parece bastante obvio, pero hay que tener en cuenta qué entrenamiento vas a hacer y dónde. Es un punto que a menudo se pasa por alto. Tu equipo para trabajar en el interior de tu casa será muy diferente al de los exteriores o al del gimnasio. En este caso, el clima o la temperatura juegan otro gran factor. Si sabes que el tiempo va a ser caluroso o frío, evitarás las piezas que puedan hacerte sentir incómodo o desprevenido.

2. Considera el tejido

Elegir el tejido adecuado es una tarea esencial para tus ejercicios y no toda la ropa de entrenamiento es igual. En lugar de centrarte sólo en el aspecto de la ropa, debes fijarte en su composición. Los artículos de baja calidad con una etiqueta de precio más barata pueden acabar recalentando tu cuerpo, ya que no están diseñados para soportar sesiones de sudor intenso y simplemente retienen toda la humedad haciéndote sentir asqueroso e incómodo.

Si tienes sesiones de sudor intenso o haces ejercicio al aire libre, opta por tejidos que absorban la humedad y la alejen de la piel para que pueda evaporarse. Esto ayudará a mantener la temperatura corporal baja durante los entrenamientos en ambientes cálidos.

Debes evitar el algodón a menos que hagas entrenamientos de baja intensidad, ya que absorbe todo el sudor como una esponja y te hace sentir muy incómodo. Está bien para sesiones en las que no se transpira tanto o para hacer flujos de yoga lentos. También es más probable que huela menos después del entrenamiento. Un dato curioso: el poliéster es estupendo para el calor, ya que también te protege de los rayos UV. Entendemos que estos pueden ser caros. Sin embargo, tener 2-3 conjuntos de muy buena calidad es una mejor inversión que tener 5-6 conjuntos de baja calidad a largo plazo.

3. Forma y ajuste

¿Cómo te sientes cuando llevas tu ropa de gimnasio? Si no son cómodas y te aprietan o te quedan demasiado holgadas, no acabarás de ponértelas o no estarás motivado para hacer ejercicio. Aunque las prendas que elijas dependerán del tipo de sesiones, todos sabemos la importancia de un buen sujetador deportivo, así que vas a querer deshacerte de ese top de tirantes si haces entrenamientos de alto impacto como el HIIT. Necesitarás algo que te permita un rango completo de movimiento y que mantenga todo en su sitio. Además, aunque es tentador comprar cosas por Internet, siempre es mejor que te las pruebes en persona, y si no te obligas a devolver las prendas que no te gusten.

Presta atención a cómo te hacen sentir los conjuntos mientras los pruebas y seguro que encuentras conjuntos para todas tus necesidades de ejercicio. Invierte en unas cuantas piezas de calidad que te duren mucho tiempo en lugar de en artículos baratos que deban sustituirse a menudo. Y ya que estás, ¿por qué no pruebas opciones más coloridas para mezclar las cosas? Mucha gente tiende a llevar colores oscuros cuando hace ejercicio, pero los colores más vivos pueden mejorar el estado de ánimo.

4. Piensa en la flexibilidad

Si no puedes moverte libremente con tu ropa de deporte, es que algo va mal. La ropa de deporte tiene que ser cómoda para poder realizar toda la gama de movimientos y dar soporte a tu cuerpo. Piensa en los movimientos que realizas y, en función de ello, elige no sólo el tejido sino también un ajuste que te permita hacerlo con facilidad. Para los entrenamientos de piernas o cardio, los pantalones cortos son estupendos.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *